3. Cómo elegir el narrador ideal